29 feb. 2016

Por los derechos de los trabajadores españoles: no a la investidura de Pedro Sánchez

España2000 reprueba la candidatura de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno y estimamos como muy perjudicial, para los derechos de los trabajadores españoles, la posibilidad de que el candidato del PSOE  sea investido presidente.
El PSOE, organización experta en prometer una cosa en campaña electoral y luego legislar contrariamente a lo prometido, ha encontrado en Ciudadanos, partido netamente neoliberal, el apoyo, numéricamente insuficiente, para intentar la investidura de su candidato.
Pedro Sánchez repitió hasta la saciedad que si era presidente del Gobierno derogaría la nefasta reforma laboral, aprobada en 2012 por el Partido Popular. Sin embargo, los socialistas vuelven, por enésima vez, a desdecirse y en el documento firmado junto con Ciudadanos no sólo no derogan dicha reforma, sino que las medidas propuestas inciden en el abaratamiento del despido que ya favoreció el PP.
España2000 afirma que el gobierno de Sánchez ahondaría en las políticas antisociales impuestas por la troika y por Merkel. Lo demostramos con datos:
1. El acuerdo entre PSOE y Ciudadanos propone la subida, insignificante a todas luces, del 5% del Salario Mínimo Interprofesional, cuantificado en 645 euros a fecha de hoy. Siendo dicho aumento del 1% anual, para llegar al objetivo del  5% al final de la legislatura. Es decir, el Salario Mínimo Interprofesional se incrementaría unos seis euros por años. Creemos que esta propuesta es una bofetada a los trabajadores y un insulto a la dignidad e inteligencia de todos los españoles.
2. Si la reforma laboral del PP redujo la indemnización por despido improcedente en los contratos indefinidos  de 45 días por año trabajado a 33 días, el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos mantiene flagrantemente ese recorte. Sánchez y Rivera mantienen igualmente los 20 días por año, si el despido es procedente, que ya  impusiera el PP. Con lo que las medidas más agresivas del PP serán mantenidas por el PSOE. Queda claro que la reforma laboral, diga lo que diga Pedro Sánchez, no se deroga.
3. Actualmente, el trabajador temporal despedido por causas objetivas (económicas, productivas, organizativas o técnicas) es indemnizado con 20 días por año trabajado, y por extinción de contrato con 12 días por año. Pero Pedro Sánchez y Albert Rivera unifican ambos supuestos, de manera que proponen una indemnización progresiva de 12 días por el primer año, 16 días por el segundo año y 20 días por el tercer año. Esto se llama recortar en derechos laborales y así se traducen los efectos del “contrato único” propuesto por Ciudadanos.
4. En lo referente a la negociación colectiva no se eliminan los convenios de empresa, habiendo sido este tipo de regulación el ariete de los empresarios con menos escrúpulos a la hora de atacar las condiciones salariales de los trabajadores. Las empresas podrán negociar con sus trabajadores reducciones temporales de los salarios, que podrían llegar hasta un máximo del 5% sobre el pactado. Se suprime la prioridad absoluta del convenio de empresa frente al sectorial, aunque sólo en materia de jornada y salario base.
5. El acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos prevé el incremento de los “refugiados” acogidos en España y de las dotaciones económicas destinadas a medidas de reasentamiento. Refugiado es el eufemismo con el que, Angela Merkel y su política de puertas abiertas a la inmigración, se refieren a los migrantes económicos. Más inmigrantes suponen el abaratamiento de la mano de obra y el empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores españoles.
Por estos motivos, España2000 considera que la investidura de Pedro Sánchez sería perjudicial para los trabajadores españoles y para el conjunto de nuestra nación.