23 feb. 2016

Una vez más: Carmena contra Madrid, contra nuestra cultura y contra nuestras tradiciones.

La corporación municipal de la filial podemita  Ahora Madrid, presidida por Manuela Carmena, vuelve vehementemente a la carga contra la identidad de la villa, volcando los medios del consistorio en  deformar a nuestra ciudad en aras del multiculturalismo y de la homogeneización planetaria.

La pantomima navideña organizada por Carmena y los suyos, la ofensiva cabalgata de Reyes y demás desplantes al sentir de la inmensa mayoría de los madrileños, encuentra su contrapunto en la deferencia y esmero con el que los ultraizquierdistas tratan de promocionar celebraciones  ajenas a nuestra ciudad como, en estos días, el año nuevo chino.

Se han organizado, a cargo del Ayuntamiento, un sinnúmero de actividades para celebrar este evento que, contando con todo nuestro respeto, consideramos totalmente extraño a la tradición madrileña.

Carmena, ya ha amenazado con celebrar el Ramadán. Y es que para la alcaldesa y su séquito, el Ramadán o el año nuevo chino son equiparables a festividades arraigadas desde hace siglos en nuestro país y cultura, como la Navidad o la Semana Santa.

Desde la Delegación Local de España 2000 en Madrid, instamos a la alcaldesa a que los fondos destinados para la celebración del año nuevo chino sean, por el contrario, empleados en  ejercer un mayor control sobre los comercios regentados por ciudadanos de esta nacionalidad. Muchos de los cuales no cuentan con las medidas sanitarias y de seguridad requeridas por la actual normativa, incumplen flagrantemente la legislación laboral o venden productos elaborados por personas en régimen de semiesclavitud.


ESPAÑA 2000
Delegación Local de Madrid