7 nov. 2016

El ayuntamiento de Madrid, delitos de discriminación.

LA CORPORACIÓN, CULPABLE, Y LA OPOSICIÓN, CÓMPLICE

El pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el pasado viernes 28 de octubre, crear una tarjeta de identificación administrativa para los extranjeros en situación irregular. El nuevo DNI municipal permitirá a los inmigrantes en situación irregular acceder a los servicios municipales. La propuesta, que formó parte del programa electoral del PSOE y que logró el apoyo de Ahora Madrid, se plantea como medida alternativa al carné de la ciudadanía ideado por la alcaldesa, y luego desechado, para solo los manteros. El nuevo documento se le entregará a todos los irregulares de Madrid.

Esta tarjeta de vecindad ha sido aprobada gracias al voto de calidad de la alcaldesa, tras el empate técnico del pleno.

POSIBLE DELITO DE DISCRIMINACIÓN


El “documento” pretende dar acceso a los servicios básicos a los extranjeros en situación administrativa irregular. Acceso a servicios básicos (sanidad y educación). También permitirá la entrada en instalaciones municipales como los centros culturales y deportivos, y facilitará el acceso al transporte público o a la Agencia Municipal de Empleo.

El español de origen, de cuyo sueldo se quedan las Instituciones y Gobiernos (Nacionales, Autonómicas, Municipales), aproximadamente el 50%, no tiene derecho a dejar de pagarlos y percibir todos los servicios gratuitamente. Por ser español, por tener su documentación en regla. Ha de proporcionar el bienestar a quien no ha contribuido a crearlo, como es el caso del español cuyos padres, abuelos, bisabuelos, etc., contribuyeron generacionalmente a crear el actual Estado del Bienestar. El español paga impuestos hasta cobrando el paro, ¿Tampoco el parado español merece el mismo trato que el inmigrante irregular, y puede aumentar un poco su “nomina” del INEM dejando de contribuir?

Se debería denunciar a la Corporación Municipal, por la comisión de un delito de discriminación por cuestión de nacionalidad y raza.

POSIBLE DELITO DE INCITACIÓN AL TRÁFICO ILEGAL DE PERSONAS


A nadie se le escapa que este tipo de actuaciones demenciales provocan un efecto llamada. Que el efecto llamada se traduce en aluviones de inmigrantes irregulares cruzando el Mediterráneo en embarcaciones que no reúnen las condiciones para el viaje. Y que acaban volcando en muchas ocasiones, y sus ocupantes ahogándose.

Se debería denunciar a la Corporación Municipal, por la incitación al tráfico ilegal de seres humanos.

POSIBLE DELITO POR REGULARIZACIÓN DEL FRAUDE LABORAL


Desde 2013, instaurado por la ministra de empleo, Fátima Báñez, existe un buzón donde, anónimamente, se puede denunciar a particulares que cometan fraude laboral y a la Seguridad Social. Es decir, que se quiere acabar definitivamente con el trabajo en negro, compatibilizar la percepción de prestaciones por desempleo con trabajos no declarados. El Ayuntamiento de Madrid, sin embargo, acaba de legalizar y animar a los vendedores irregulares  (manteros) para que sigan arruinando a los comerciantes vendiendo productos de baja calidad en su puerta, sin garantías ni pagar impuestos. Y les asegura sanidad, educación, atenciones en general que existen gracias a que las pagan los comerciantes a los que arruinan. Ya no necesitan darse de alta en la Seguridad Social ni pagar sus servicios como hacen los españoles.

El Ayuntamiento de Madrid no solo pretende burlar las normas del Ministerio de Empleo, sino que ampara la ilegalidad.

Se debería denunciar a la Corporación Municipal por alentar el fraude a la Seguridad Social.

Y LA OPOSICIÓN CALLA


Se podría seguir con el listado de irregularidades que cometió el Ayuntamiento en el último Pleno. Los objetos que venden los manteros a los que se les va a regalar el Estado del Bienestar, entran ilegalmente en España. Los fabrican en terceros países en condiciones infrahumanas, muchas veces niños obreros. Y suma y sigue.

La creación de la Tarjeta es una medida supuestamente populista que no ha traído la cola que debiese. La Oposición se ha desinflado totalmente y las protestas iniciales han quedado en el recuerdo. Llega al esperpento la labor opositora de PP y Ciudadanos cuando la Delegación del Gobierno rechaza hacer declaraciones sobre el asunto porque no ha sido informada oficialmente. Y el señor Percival Manglano asume la legalidad de los irregulares al declarar a modo de réplica (¿réplica?) «Los inmigrantes irregulares ya pueden empadronarse en Madrid con su pasaporte», eso, dando pistas.
Calificamos el nacimiento de la Tarjeta como supuestamente populista, ya que el mismo votante de Ahora Madrid o del PSOE no la va a recibir con demasiada alegría. O por lo menos los votantes de esas formaciones que sean auténticos obreros españoles, a los que amenaza el paro, la inacabable crisis y deben pagarle ahora los servicios a quien decida el Ayuntamiento.