2 mar. 2017

Esperanza Aguirre, o la oportunidad del negocio

Parecía imposible sacar un provecho económico a los dislates de la alcaldesa podemita, pero hay quien pesca en río revuelto sea como sea.

Sorprendidos nos ha dejado a todos la Sra. Aguirre, tan “fiera” en otras reacciones como cabeza de la oposición municipal, cuando ve la oportunidad de sacar tajada. Ante la posibilidad de que la alcaldesa Carmena cumpla su sueño de peatonalizar la Gran Vía, para que los madrileños puedan ir andando o en bici en pelotas a bañarse el día del nudismo en las piscinas (enlazando varias elucubraciones de la alcaldesa cuando chochea), Esperanza Aguirre ha relajado las protestas de los comerciantes de la Gran Vía ante la peatonalización, ya que apoyará la medida si se construye un túnel subterráneo desde Cibeles a Plaza de España… y sabemos quien lo construirá. Y como se inflarán cuentas. Y quien se beneficiará.

ANTECEDENTES CON EL CANAL DE ISABEL II


Bajo el mandato de Esperanza Aguirre y su panda, se estuvo mareando la perdiz con la privatización o no del Canal de Isabel II. Finalmente, gracias a Dios, siguió siendo propiedad de los madrileños. Pero mientras tanto, el incremento de actividad en lo legislativo que traía el tema, generó otra fuente de beneficios, independientemente de si se privatizaba o no. La Banca siempre gana:

A pesar de que la Comunidad de Madrid tiene un buen servicio jurídico propio, y el Canal depende de ésta,  entre 2003 y 2016, el Canal de Isabel II facturó 12’5 millones de euros a casi 50 despachos de abogados, tanto nacionales, como internacionales. Cuatrecasas, durante once años cobraron más de 2 millones por asuntos relacionados con el “derecho mercantil, el derecho público y temas de urbanismo”, uno de los últimos encargos fue evitar el derribo del campo de golf de Aguirre, declarado ilegal por la justicia. Finalmente, para alegría de los vecinos, se ha cerrado el campo de golf y de paso los campos de fútbol, para que no los disfruten los niños, ya no solo el más o menos elitista deporte del golf.                                                                              

Garrigues facturó 1’6 millones por asesoramiento de “derecho laboral”. 

Eius, despacho en el que trabajaba el exministro de Justicia Michavila, recibió 287.000 euros por parte del Canal entre 2005 y 2009. Y etc.

La continuadora, Cifuentes, sigue contratando a Cuatrecasas, Asesores Bancarios, etc. Pero la gracia la tiene Aguirre, que ve oportunidad de negocio con lo público inmediatamente. Aunque sea pasándole por alto las gracias a una alcaldesa senil y radical de extrema izquierda.