28 abr. 2018

La alcaldesa de Madrid pide ayuda al Ministerio de Interior para costear la atención a los refugiados

Después de años intentando atraer al máximo posible de inmigrantes extraeuropeos, con la manida pancarta de “Refugees Welcome” afeando la fachada del Ayuntamiento, Carmena ha conseguido empezar a desbordar los Centros de Atención de Emergencia, donde se atiende diariamente a 300 personas que supuestamente son refugiados, aunque en su mayoría son migrantes económicos. El coste de mantener a éstas personas en aquellos centros es de 300.000 € mensuales, que Carmena no está dispuesta a retirar de otras partidas presupuestarias (actividades en centros okupas, asociacionismo de extrema izquierda, etc) para invertirlo en ellos, por lo que ahora reclama su manutención a Interior, que Zoido los mantenga mientras les llega la nacionalización de pleno derecho como españoles. 

Como alternativa, proponemos a la señora alcaldesa que los 300.000 € que se gasta al mes en 300 supuestos refugiados (1.000 € por cabeza), los destine a otras personas que han cotizado toda su vida y que están al borde de la pobreza en su propio país. Con los 300.000 € que gasta, se puede ayudar a los pensionistas de menores ingresos de Madrid. De los 500.000 que hay al 6% más pobre, unos 30.000 pensionistas al borde de la inanición que con sus cotizaciones e impuestos hicieron posible la ciudad que hoy gobierna. Tocan a 10 € al mes cada uno de esos 30.000 pensionistas con el mismo dinero con el que mantienen a 300 peticionarios de asilo. Y con 10 € al mes, sabiendo como saben administrar sus magros ingresos, compran la comida de dos días, aliviando su penuria. 

En cuanto a los señores que ha atraído desde el fuera de Europa, puede organizar zonas de acogida en los países lindantes con el suyo (afinidad cultural, lingüística, costumbre, etc) por muchísimo menos dinero por cabeza, si es que son verdaderamente refugiados. Y si son migrantes económicos, en el vecindario de la señora alcaldesa, el exclusivo barrio de lujo de Conde de Orgaz, puede encontrar filántropos hasta con más dinero que ella, que sean capaces de instalar empresas en los países de origen de éstas personas.

Desde España2000 lo tenemos claro: En España, los españoles primero.