11 jun. 2018

Carmena contra el inquilino de una vivienda de protección oficial

Cuando, el 6 de agosto de 2004, una familia en situación de pobreza, reuniendo los requisitos económicos exigidos por el Decreto 11/2001 para poder acceder a una vivienda de protección oficial, accedió a una de ellas, suscribió un contrato. Este, según el Juzgado de Primera Instancia número 63 de Madrid, no fijaba en una cláusula a cuánto ascendía el importe anual de las cuotas de comunidad. Condena por tanto a que la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (Ayuntamiento de Madrid) devuelva 4.876 €, más los intereses legales, al inquilino.

El Ayuntamiento va a recurrir, porque “el contrato incorrecto data de la época del PP”; también porque “abre la puerta a que más personas sigan esta dirección y recuerdan que se trata del patrimonio de los madrileños”, se entiende que el dinero que le sacaron a unos madrileños para gastos de unos edificios que en su mayoría no tienen mantenimiento, porque los descuida la EMVS. Y alegarán discrepancia de doctrinas, ya que hay otra que da la razón al Ayuntamiento, según dicen.                                            
Y lo que no dicen es que el edificio de vivienda social donde se sitúa la acción, se vendió al  fondo buitre Blackstone, que pagó un dinero al Ayuntamiento. Da igual en que época y alcalde, el dinero está en las arcas municipales, se mantuvo con el dinero de los inquilinos que ahora reclaman, y el beneficio lo tiene ahora la alcaldesa para gastos de su publicidad como socializadora, populista y defensora de los pobres… 

Y es que por un lado va la imagen de Manuela Carmena, y por otro la realidad. Hasta la Asociación de Afectados por la Venta de Inmuebles de la EMVS (en teoría, cercana a Podemos en Madrid) ha requerido a la alcaldesa que "no recurra la sentencia", que no va a crear jurisprudencia pero sí un perjuicio a la precaria economía de la familia afectada. Es lo que ha dicho el abogado que lleva el caso, Mariano Benítez de Lugo, en rueda de prensa. El letrado y la presidenta de la asociación, Arantxa Mejías, han criticado la "demagogia del Ayuntamiento" en referencia a los argumentos empleados para justificar el recurso. "Siguen perpetrando la situación de la EMVS del PP", critica Mejías. Suponemos que la familia no será de las de los manteros que provocaron disturbios en Lavapiés, para los que Carmena anda buscando trabajo.