20 ene. 2019

Madrid central. Se confirma la previsión. Desastre para las pymes.

Mientras el Ayuntamiento de Madrid sigue insistiendo en que Madrid Central no tiene efectos negativos para la economía, la realidad la aporta la Plataforma de Afectados por Madrid Central: Caída de un 15% de las ventas durante la Navidad, durante las fechas de mayor volumen de negocio.

A los que gobiernan el Ayuntamiento poco les importan los 150.000 trabajadores de las 17.000 empresas afectadas. Algunos piden a la alcaldesa, que ante la improvisación, al menos corrija algunas cosas, como conceder más permisos de acceso, ampliar el calendario de renovación de furgonetas diésel, ampliar las zonas de carga y descarga, o poner más autobuses (aunque una buena parte siguen siendo de gasoil). 

Mientras tanto, los madrileños seguimos viendo la boina negra sobre nuestras cabezas, alimentada por calderas de gasoil, autobuses diésel de la EMT, y el tráfico de un área metropolitana de casi 7 millones de habitantes.

Esperamos que, a la alcaldesa de Madrid, le de por pensar globalmente, entendiendo Madrid como el centro de una enorme área urbana y no como una isla donde perjudicar sólo a los isleños. Y recuerde la única medida que tenía lógica, la que no ha llevado a cabo: El desarrollo de los aparcamientos disuasorios en el cinturón de la M40, que es la más cabal de todas, y si no funcionase, entonces se podría poner con las más medidas más agresivas para los madrileños, las que está llevando a cabo ahora, de primeras.